Ya no estoy jugando…

No entiendes que no quiera jugar…

¿No sabes que tu juego dejó de ser divertido hace tiempo?

¿Por qué?

Porque eres un tramposo.

Me cansé de seguir tus reglas y de perder siempre.

Quieres ganar a toda costa…

… Y ya no quiero jugar, y menos ser el juguete…

Querido señor ‘M’- Ave desde el paraíso.

Martes de Ave del Paraíso en Masticadores Eros…

MasticadoresEros

Fotografía tomada de Pinterest.

He decidido de forma unilateral que vamos a tener nuestro polvo de despedida. Total, ni a usted ni al mundo le importa lo que yo hago en la intimidad de mi imaginación. Además, me cansé de pedir permiso, de caminar de puntillas; de esperar a que usted me folle tan rico como promete, así que… tendré que hacerlo yo solita.

No se equivoque, no busco un reencuentro, ni un “volver a las andadas”; ya emprendí otro camino y no quiero su mierda de intimidad por fascículos. Yo solo quiero un polvo memorable de despedida, una noche. Esa noche no puede quedar suspendida, necesito tenerla, vivirla, disfrutarla, y después… lo dejaré marchar, aunque usted se fue hace mucho, pero no funciona así, nunca funciona así: Necesito brindar con usted por la pérdida, necesito beberme ese vino. Quiero ser suya esta noche, y que usted sea mío.

Continuará…

Ver la entrada original

Cartas para Eva II

El próximo jueves cumplo 38 primaveras, y he pensado regalarles el final de Cartas para Eva, que aunque no termina como tenía pensado, me pide a gritos la palabra FINAL.

Será muy cortito y lo subiré por aquí el mismo día 28 a primerísima hora.

Espero que disfruten del final de la historia tanto como yo he disfrutado la historia entera, pero en la vida a veces no basta con pasar página, hay que cambiar de libro…

El mar, la mar…

Y tú, eres el mar…

Dejas en mi boca un regusto salado.

Dejas en mi piel el rastro de un encuentro…

Me dejas el pelo alborotado.

Me acaricias suave e imperceptiblemente.

Tú. Mar.

Continente y contenido.

En los mejores días, nado tranquila entre tus aguas. Otros me envuelves, me arrastra tu corriente…

Y cuando siento que no puedo más, que no puedo respirar, me empujas sin esfuerzo de vuelta a la superficie…

Tú eres el mar.

No por cercano me canso de mirarte.

No dejo de valorarte por cotiadiano.

Profundo y oscuro, y cercano en su simplicidad.

Y tú, tan altivo, pareces no darte cuenta.

De que tú, eres el mar. Y yo quiero surcar tus aguas, y me pierdo en tu vastedad.

La mer

¡Ave, Eva!

Pecadora.

Inconformista.

Disfrutona.

Mujer de muchos,amante de nadie.

Montaña rusa,

corazón latino.

Sonrisa perenne,indescifrable…

Hermana de todas,

madre de nadie.

Mujer expertaen batallas perdidas.

Sibarita sexual.

Kamikaze en el amor.

Nunca aprendo(lo que no me da la gana aprender).

Siempre dispuesta a intentarlo otra vez.

Bailo al son de lo que quiero,

canto mi propia canción.

Runner jubilada.

En la eterna búsqueda del placer…

Puedes vivir sin mi y yo sin ti

Tienes suerte de no haberme visto nunca. No podrías volver a separarte de mí.

Eres afortunado. Si me hubieses abrazado antes, desearías vivir en ese abrazo para siempre. Sentir mi pecho contra el tuyo. Vigilar mi respiración. Desearías que fuese tuyo cada uno de mis gemidos, cada uno de mis jadeos. Sentir mis latidos palpitando a tu alrededor.

Tienes suerte de no haber dormido nunca conmigo. De que no te haya despertado el tacto de mis pezones en tu espalda. De que no te haya besado medio dormido, con tu cabeza en mi pecho.

Tienes suerte de no despertarte con la cabeza en mi entrepierna. O con mi cabeza en la tuya. Es mejor que no me busques en tu cama a media noche y no me encuentres. Es mejor así.

Es definitivamente mejor no tenerme. No darme ese poder.

Es mejor vivir sin mi… ¿verdad?

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora